jueves, 9 de marzo de 2017

Esto no es una selva


¡Tachaaan! ¡Tachaaan! Os presento ESTO NO ES UNA SELVA, un álbum con unas ilustraciones extraordinarias de Rocío Bonilla y publicado por Editorial Flamboyant en español y en catalán.




"Todo empezó el día que Paula decidió decir que no. Decir que no era genial. Paula podía hacer lo que quisiera... Pero entonces sucedió..., sucedió que su casa se convirtió en una AUTÉNTICA selva con árboles, lianas, vegetación frondosa... y todos los animales campando a sus anchas."



¿Cómo gestionáis las etapas del “no” a todo? ¿Os ha pasado alguna vez con alguno de vuestros peques?

ESTO NO ES UNA SELVA ya comienza a llegar a las librerías. La historia nos habla de Paula, una pequeña muy simpática que aprende a decir que no. A raíz de este álbum, me gustaría compartir con vosotros una visión personal sobre este tema. Os he de confesar que adoro a los "pequeños rebeldes" que un día aprenden a decir que "no" y comienza una racha en casa en que parece que solamente escuchamos esa palabra.
En nuestra casa tenemos a Yuna, la peque que ha inspirado esta historia. Maravillosa y achuchable también cuando llegan estas temporadas de “no” a todo.
Creo que a los más pequeños hay que acompañarles en su proceso de aprendizaje, olvidarse de las prisas, ayudarles y estar a su lado hasta que poco a poco adquieren autonomía. También creo que hay que dar tregua en estas etapas en que algunos de ellos aprenden a decir que no y de repente se niegan a todo. La madre de ESTO NO ES UNA SELVA, es una madre que por supuesto también comete algunos errores, pero en este caso parece consciente de que su hija Paula está entrando en una de esas fases del "No". Para Paula es algo divertido, una novedad, descubre que puede negarse a hacer las cosas que se le piden y, de alguna forma, su madre respeta ese descubrimiento. La mayoría de las veces esta etapa pasa rápido, personalmente creo que es mejor sobrellevarla con diálogo y paciencia que con disciplina.
Después de la introducción del cuento todo se convierte en una selva, en una locura. He utilizado esta exageración que convierte la historia en ilógica y divertida. Los peques se pueden dar cuenta de que su colaboración es importante y comprender lo valiosa que es su ayuda. Además en esta parte, Paula puede ponerse en el lugar de su madre cuando comprueba que los animales que han invadido su casa no le hacen ningún caso. Es mucho mejor ayudar a los niños a comprender el por qué de las cosas que obligarles a hacer.
Sinceramente me preocupa más que no sepan decir que NO.




Por último os dejo un vídeo que he grabado con mis hijos. Yuna interpreta a Paula, ¡ya veréis lo bien que se le da!


Algunas reseñas:
*La Cuentería Respetuosa
*Happy Mamá
*Apego, literatura y materiales respetuosos.
*Faristol
*La Odisea del Cuentista
*Soñando Cuentos

1 comentario:

  1. Que ganas de hacerme con el! Toca esperar que llegue a mi libreria :)

    ResponderEliminar